Fotos privadas xxx de mi jefa parte 1

La Jefa (1ra parte)

“Hoy me llenas la boca de lechita”, me susurró Viviana al oído, justo antes de salir detrás del ultimo pasajero del ascensor del edificio de la empresa en la que trabajo. Yo aun debía seguir viaje hasta el 2do subsuelo, donde tenía la pequeña oficina de mantenimiento. Me quedé con su increíble perfume pegado a la nariz y con el recuerdo de su esbelta figura y de cómo movía su culo al caminar, atrayendo discretas miradas de todos los empleados masculinos; muy ‘discretas’, ya que la Srta Viviana era la hija del dueño de la empresa, la jefa.

Impresionante amatute caliente
En aquel entonces yo tenía 21 años y hacía 2 que trabajaba para la empresa, un horario cómodo, por la mañana,lo cual me permitía ir a la facu por la noche. En la empresa me dedicaba a pequeños arreglos, pintar,poner un clavo, cambiar vidrios, etc.el típico mantenimiento. Siempre fui bueno para el trabajo manual así que me pasaba una buena vida fotos de coños.

amateur
Una mañana me pide mi encargado que vaya al ultimo piso a revisar un equipo de aire que hacía mucho ruido. El equipo se encontraba en una estrecha y larga oficina que usaban de archivo. Comencé a desarmarlo y el calor era insoportable, sofocante. No había nadie, por lo que decidí sacarme la parte de arriba de mi mameluco y atarlo con las mangas a la cintura, quedándome desnudo de la cintura hacia arriba. Aun así el calor era asfixiante, por lo que comencé a transpirar notoriamente fotos de culos grandes.

Desnuda

Así estaba cuando escucho un ruido seco a mi espalda al darme vuelta veo a la Srta Viviana en el umbral de la puerta observándome con una sonrisa torcida como de sorpresa. -Disculpe! Le digo, mientras comencé a ponerme el mameluco, es que acá hace mucho calor me excusé .. – Quédese como está! -ordenó- de echo necesito sus servicios, dijo mientras se acercaba con su andar felino, vestía una falda corta y zapatos de taco los que enaltecían sus largas piernas, – quiero que vuelva a pegar el borde de la alfombra de mi oficina, hace un rato tropecé y me golpeé el muslo con una silla, mire el moretón! Yo me encontraba de rodillas y ella ya estaba sobre mí cuando se levantó la falda para mostrarme el moretón, lo único que pude ver fue el triángulo negro de su tanga metido en su concha depilada, quedé con la boca abierta, sin saber que decir, como me llamaba y que estaba haciendo ahí. ..la cara de boludo-

ver mas fotos de mujeres culonas

sexy

desconcertado debe haber sido tremenda…- ella siguió- si la alfombra está suelta es que alguien no está haciendo su trabajo y ése alguien me va a tener que recompensar, me dijo agarrándome el pelo y atrayendo mi cara hacia su concha. Chupe! Me ordenó. Si Srta Viviana! Alcance a decir, como un pavo, mientras abría mi boca y le pasaba la lengua por encima de la tanga. -Rompala! Ordenó. Se la arranqué de un tirón- ahora tráguese todos mis jugos! con las dos manos en los cachetes de su cola la atraje hacia mí y me dediqué a explorar sus pliegues más íntimos con la lengua; ella gimió y apoyo su espalda en la pared; con lamidas largas llegaba a su clítoris, lo preparé y luego lo presione con mis labios, lo que la hizo gemir más fuerte fotos de conchas.

caliente

Metí mi mano derecha entre sus piernas de manera que el dedo índice acariciaba y presionaba su cola y con la palma la msajeaba la concha, todo al mismo tiempo a la vez que en rápidas sucesiones la comí con la parte ancha de la lengua, más rápido y más hasta que explotó en humedad y placer. Como buen trabajador me bebí todo. Viviana tardo unos segundos en recomponerse, luego se alisó la falda, se agachó a agarrar las hilachas de su tanga que colgada de uno de sus tobillos y apoyando la punta de su zapato en mi verga, que a través del mameluco se notaba bien parada, y con la voz entrecortada por la agitación, me dijo: -no crea que me olvido de la alfombra, mañana a la tarde lo espero para que la arreglé, traiga herramientas, ordenó mientras volvió a presionar mi verga con la punta de su zapato. …y sin más dió media vuelta y salio de la habitación. Creo que masculle un ‘si srta’ pero tal vez lo imaginé. (Continuará).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *