Fotos Desnudas de mi Madre (Porno XXX)

Muchos de ustedes tienen Madre, y la mayoria nunca la han visto como un objeto sexual, ya sea por la edad, por que es fea o simplemente por asco. Pero ¿que harian si su madre no estuviese fea? ¿Que harian si tuviera buen cuerpo, rica boquita, y fuera tan caliente que asta con ustedes quisiera cojer? Bueno.

Amateur

Muchos ya conocen lo que aquí mismo en este grupo les contaba sobre la intimidad entre mi madre y yo. Y hoy quiero decirles lo que nos pasó la segunda vez que tuvimos sexo. Ya había pasado un mes desde que lo habiamos hecho y todo era muy incomodo, casi ni hablabamos y se llegó el dia en el que en el trabajo de ella les hiban a sacar unas fotos para un calendario, obvio con ropa, pero todas las trabajadoras tenian que ir con ropa algo provocadoras, bien maquilladas.

teen

Pues bien, resulta que mi madre se fue ese dia, e hiba muy arreglada; entonces el tiempo se fue rapidamente y pasaron las horas y aun no llegaba. Al ver esto decidí ir a buscarla a su trabajo para ver porqué se demoraba. Y al llegar no pude creer lo que veía ¡Se estaba besando con otro!, parecia su amigo y se veía tambien de la edad de mi Madre, de unos 32 años.

amigas

Entonces me sentí con el corazón desecho y me regresé a la casa; ya a la hora llegó, no queria ni verla, pera ella con su instinto de madre y de mujer lo notó y subio a mi recamara. Al entrar se sentó conmigo a platicar y le dije “te vi con otro besandote” ella me contestó “¿y que?, tu eres mi hijo solamente, y yo necesito un hombre de verdad”, al oirla no pude mas y me solté en llanto y le pregunté “¿entonces por que hace un mes lo hicimos?, ¿porque me tenias que inducir a hacerte mia?” y en eso me abrazó y quedé con mi cabeza en sus pechos los cuales se sentian muy bien pues traian un gran escote, entonces me dijo “mira, ya sé que haremos, me meteré a duchar y si quieres puedes acompañarme”, al oirla sentí muchas ganas de tomarle la palabra, pues ahora no solo me hablaba sino hasta me invitaba con ella a ducharnos, pero admito que andaba enojado aun por lo que habia visto y le dije que no quería, entonces se fue al baño y cerró la puerta, escuché el agua de la regadera y me recosté un momento a discutir con mi orgullo, en eso ella se asomó dejando ver parte de sus piernas y me dijo sonriendo “¿no vienes?, el agua esta calientita.”

autofoto

Y al decirmelo me tiró la ropa que se habia quitado en la cama y cerró la puerta de nuevo, solo que esta vez sin seguro, entonces vi su ropa y olía muy bien; vi sus calzones y estaban muy mojados, era un olor a deseo sexual, y ya no aguanté mas y me desnudé, corrí al baño, y al entrar vi todo el vapor que había, ¡ella estaba totalmente desnuda!, enseguida me le repegué, y la empece a besar como si ya nada importara, ella me respondio lo besos y se sentía sumamente rica su lengua con la mía, entonces sintiendo el agua de la regadera a su mejor temperatura comence a frotar su abdomen con el mio, y yo ya estaba a reventar, pues sentía como su vagina era frotada con mi pene.

 

Entonces ella se inclinó y me lo empezó a chupar como nunca lo había hecho, ¡se lo llevaba hasta la garganta, y estaba que sentía que me venia!, pero a tiempo la agarre del cabello y poniendole un alto la volteé de espaldas, y ella me decia con gemiditos “¿me lo vas a meter?”, yo le contestaba “no solo eso te haré”, asi que le abrí sus nalguitas y comencé a meter mi pene sumamente erecto en su rica vagina la cual estaba muy caliente y lubricada, y ya acomodandonos bien, la puse contra la pared y le empece a dar una gran cogida, sentía que me venia y bajé el rito, la agarré del cuello y la comenze a besar desde sus hombros hasta su boca y ella seguía gimiendo, sin darme cuenta le hice varios chupetones, entonce ella agarró el shampoo y se empezó a poner en la cabeza y en el cuerpo y me decia “tallame bebe”, yo en ese momento no pude mas, y la cargué aun con shampoo en su cabello y la llevé a la cama, entonces la tire y quedando boca arriba le empece a lamer su rica vagina.

teen

Enseguida me fui a su culito y no podia dejar de chuparlo, ella gemia ya a gritos y me fui de nuevo a su vagina, juro que estaba tan rica que hasta se la subcionaba, ella ya no podia mas y yo de nuevo me le encime, le comence a dar mas duro, y al verla como se retorcía de placer, con mis manos comence a nalguearla muy fuerte dejando rojas sus ricas nalgas, la exitacion se apoderó de ambos y al seguir cogiendo, casi cuando ambos nos veniamos, le empece a dar unas ligeras cachetadas mientras le decia “¿vas a volver a besarte con otro?” y ella me decia ya gritando con una voz de verdadero orgasmo “¡no corazon, jamaz lo haré!” entonces comence a montarla como nunca lo habia hecho y sentía que explotaba dentro de ella, me vacie, y al sentirlo gimió tan fuerte que del placer hasta los ojos se le hiban para atras, la espalda la encorvaba quedando solo sujetada con su cabeza. Y ya al terminar no aguanté y le dije “te amo mamá” y ella me dijo “y yo a ti bebe” y asi es que fue desde ahi que nos hicimos amantes y el taboo de madre e hijo quedo atras y nuestra relacion secreta fue desde ese dia una de las mejores, pues casi a diario lo hacemos, pero eso ya son otros momentos de los que luego les hablaré.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *